Día Internacional del Alzheimer

Por Pilar, el 20/09/2019

Día Internacional del Alzheimer

Me acuerdo mucho de un capítulo de la serie Ally McBeal. El gabinete de la abogada, si no recuerdo mal, defendía el derecho de una paciente a permanecer sedada de forma continua, con el argumento de que en ese estado tenía la vida que quería, era feliz. Sedada era como quería ser. Al despertar todo su mundo desaparecía y volvía a su triste realidad.

Tengo una persona muy cercana, mi madre, enferma de Alzheimer. Y como la paciente de aquel capítulo, en su cabeza tiene montada la vida que le hubiera gustado llevar. Para componerla, ha quitado aquello que no le  gustaba, ha añadido lo que más ha querido y lo ha aderezado con detalles en los que ha blanquedado defectos y ha magnificado virtudes. Una mezcla cambiante de personas, nombres, vidas y lugares hechos a su medida en la que nada se parece a lo que es o ha sido.

Se dice que los pacientes con demencia, con Alzheimer han perdido la memoria. ¿Y qué, si han encontrado a cambio la felicidad? Siempre pienso en lo que debe haber dentro de esa cabeza. Y que me encantaría entrar por un momento en su mente y dar un vistazo, solo para ver cómo lo tiene todo decorado ahí dentro. Pero sobretodo, me gustaría constatar que de verdad es feliz en ese mundo que la enfermedad ha inventado, como la paciente sedada de Ally McBeal. Que toda su rebeldía, sus despistes, sus vacios y su mirada desconcertada sirven para algo. Porque si es así, daré por bueno todo el pesar que me ha, nos ha producido, perderla y verla convertida en una extraña que huye siempre que puede para volver a su casa. Esa que guarda solo para sí, en algún lugar de su mente. Feliz cumpleaños mamá, aunque tú no te acuerdes.