¿Quieres tener amigos?

Por Pilar, el 13/02/2020

¿Quieres tener amigos?

¿Quieres tener amigos? Bueno no es difícil conseguirlos, solo requiere algo de interés por tu parte. ¿Qué te motiva a buscarlos? Tal vez has cambiado de ciudad, de trabajo, acabas de terminar con una relación, o sencillamente quieres cambiar de aires.

¿Qué te lleva a elegir a una persona u otra? Tal vez te has cruzado con ella alguna palabra, una sonrisa, ha hecho algún gesto que te ha resultado simpático o amable, o tal vez os habéis quedado encerrados en el ascensor. Lo cierto es que el primer paso para hacer amigos es que haya algo, por pequeño que sea que te haga coincidir con esa persona, no es sencillo ni recomendable forzar cosas que de forma natural no se dan. 

Hace años leí un libro de Dale Carnegie que hablaba de cómo hacer amigos. En aquel momento la clave que mostraba el libro me pareció el descubrimiento del siglo, por sencilla y evidente: interésate por los demás, con sinceridad, elemento clave para la #rutinaparahaceramigos. La única manera de conocer a otra persona es saber cosas de ella. Para eso hay que olvidarse por un momento de uno mismo y centrarse en los que pretendes conocer.

Este acercamiento tiene que ser sincero, aunque luego no sea provechoso, o no convenga a ninguno. Es importante mostrarse tal cual es cada uno. Parece obvio, pero en ocasiones la soledad lleva a hacer cosas extrañas, algo que afortunadamente palía la experiencia que da haberse equivocado algunas veces. Piensa que no decir lo que quieres o piensas, no sentirse cómodo puede ser frustrante y que sea peor que la soledad. Que haya algún desencuentro no tiene porqué ser un mal comienzo, al contrario, la gente suele apreciar la sinceridad y la honestidad, aunque no lo parezca.

Comparte con esa persona todo lo que tengas en común. Con cada uno de tus amigos tienes una afinidad especial para algo en concreto. Y con todos disfrutas, lloras o te peleas. Hay quien espera tener un mejor amigo. Desde luego hay gente que cumple esa condición, por mil motivos, pero nuestro corazón tiene sitio para más de una persona. Es más saludable tener buenos amigos, sin atribuir a uno concreto un rango de más entidad. 

Y como sucede con todo en esta vida, si quieres tener amigos, que sean los mejores y te cuiden, el resto de trabajo es tuyo. Sé el mejor amigo que nadie pueda desear, cuídalos, en definitiva sé con ellos como te gusta que ellos sean contigo. No hay más secretos.