Una generación con mucho futuro

Por Jose, el 14/02/2015

Una generación con mucho futuro

Casi puede sonar a broma o como una especie de provocación, pero creo que es así. Creo que de una crisis como esta pueden surgir cosas maravillosas. Incluso ese cambio que generaciones llevan reclamando.

Recuperé la confianza en el ser humano cuando me di cuenta de la capacidad de algunos para reponerse a las derrotas, superar las adversidades más duras. Es cierto que son una minoría, pero tan poderosos, tan magníficos en su valor y envidiables en su capacidad de lucha y superación, que mantengo la confianza de que sean el motor del cambio.

Al resto les pediria que busquen la forma de superar la mezquindad, dejar el revanchismo a un lado. ¿Te ha servido de algo hasta el momento? ¿Te ha hecho más feliz el daño causado a otros? Pues... tu mismo. Me da igual si eres el más miserable entre los seres humanos o el más absurdamente rico. Si eres un desgraciado, eres un desgraciado y el único que te puede ayudar a salir de esa situación eres tu mismo. En Happymente creemos en la solidaridad, pero sobre todo creemos en la que parte de uno y en la capacidad ara superarse cada día y encontrar la forma de encajar las piezas. Sobre todo porque si esperas a que alguien lo haga, puede llegar muy tarde.

Todos tenemos motivos para quejarnos, para sufrir, para odiar incluso, pero es una inversión estúpida porque no produce ningún rendimiento positivo. Mírate en el espejo ¿seguro que estás tan mal? ¿Tanto como para ver solo una salida en la revancha, en joder o pisotear al contrario? Si tiene más que tu o le va mejor deja de envidiar lo que tiene y céntrate en lo tuyo. Y no tanto en lo que posees, como en lo que puedas disfrutar... De ti mismo, de los demás, de esas cosas materiales que son imprescindibles para vivir y vete dejando a un lado todas las demás o, al menos, dándoles menos importancia.

Hoy es una fecha especial, el día de los enamorados en España, San Valentín, y el día de la amistad en otros países. Amor y amistad, amistad y amor, sin ello cuesta un poco más vivir, pero éste, como cualquier otro, es un momento para disfrutar y amar o para quejarnos y sacar a relucir lo que nos falta, lo que incompleta nuestras vidas. Decide si quieres disfrutar o lamentarte.

Me decía una amiga que creía que de esta crisis saldra una generación más fuerte, soy de los que creo que será como dice. Es posible curtirse en la escasez y pelear por lo que uno quiere nos hace más fuertes. Solo espero que no sean más correosos, más resabiados. Porque si aprovechan esas lecciones para construir una versión de sí mismos, tienen un fantástico futuro por delante. El mejor que ninguna otra generación tuvo antes que ellos. Ya se como suena, pero confía en mi, así será si nos ponemos a ello.

Ojalá sean ellos los encargados de que las cosas cambien, de construir un mundo mejor. Los responsables de que los que tienen más se den cuenta de que su papel en ese futuro puede ser también como motores del cambio o como una de las últimas generaciones que exprimió a sus congéneres.

Procura ser feliz hoy y cada día a partir de ahora, centrándote, sobre todo, en la felicidad de los demás, empezando por los que tienes a tu lado. Solo hacen falta palabras, sonrisas, gestos... No es necesario nada material. Intenta hacerles felices, extiéndelo a tus vecinos y amigos, y verás como las cosas comienzan a cambiar. Si no ocurre te devolveré el dinero. Garantizado :-)

Imagen: Jason Hargrove