Europa obesa

Por Marcela, el 28/01/2016

Europa obesa

El año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló una proyección para los próximos 15 años, en donde se sitúa a España entre los países que tendrán un incremento significativo en el sobrepeso de la población.   

Irlanda encabeza la lista, el  89% de los hombres tendrá mayor probabilidad de sobrepeso en 2030, frente al 74% que había en 2010, y la proporción de obesos pasará del 26 al 48 %. En el caso de las mujeres el aumento será del 57 al 85 % y del 23 al 57 %, respectivamente.

Pero España no se queda atrás. El 58% de las mujeres y el 80% de los hombres tendrán problemas de sobrepeso en el 2030, y el 30% de la población española padecerá obesidad (hombres, 36%; mujeres, 21%).

Europa, que por años ha sido uno de los lugares en donde la alimentación es más saludable y que ha vanagloriado su dieta mediterránea, es el segundo continente con más obesos del mundo. Seis de cada 10 europeos es obeso o tiene sobrepeso, concretamente el 59%, aunque en algunos países esta cifra llega hasta el 67%, “y España está por encima de la media”, ubicándose en el noveno puesto, en una lista de 53 países.

Lo preocupante es que la población infantil también se ve afectada y las cifras aumentaron en los últimos años. El 23% de los menores de 11 años tiene sobrepeso u obesidad y un 16% entre los adolescentes de 15 años.

Los alimentos procesados, el consumo de alcohol, el sedentarismo y el tabaquismo son algunas de las causas que están precipitando está problemática de salud pública. Los hábitos de vida saludable se han ido perdiendo en las últimas generaciones, y nos encontramos con una industria alimenticia que en el proceso de reducir sus costes de producción o acelerarla, emplea modificaciones genéticas en sectores como el agrícola y avícola, además de utilizar productos químicos altamente perjudiciales para la salud, como lo es el caso del jarabe de maíz de alta fructosa, que es un sustituto del azúcar por su bajo costo y que está siendo usado en casi cualquier tipo de alimento: desde las barras de cereal hasta la Kétchup. La gran sorpresa es que de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Princeton, el consumo del jarabe de maíz de alta fructosa está relacionado con la actual epidemia de obesidad.

Los problemas no solo son físicos, también psicológicos. Estamos sumidos en una ola de marketing que lleva la bandera de compañías como Coca-Cola, Subway y McDonald's. ¿Cuál será nuestra expectativa de vida en 30 años? La Europa longeva se está quedando en el pasado y la ola de enfermedades detrás de la obesidad irá en aumento si no hay una conciencia social que empiece por educar a nuestros niños, y los prepare para evitar futuras generaciones inmersas en el consumo desmesurado de productos que solo acarrean problemas de sobrepeso. ¿Por dónde empezar? Por enseñar los buenos hábitos.