Eres una fashion victim si...

Por Pilar, el 12/07/2016

Eres una fashion victim si...

Casi es más fácil decir cuándo no lo eres. No eres una fashion victim cuando la moda te interesa, porque te gusta estar al día, pero no estás obsesionada y desde luego no estás dispuesta a hacer el mayor de los ridículos poniéndote cualquier cosa solo por el hecho de que sea lo que se lleve en ese momento.

Cada cierto tiempo cambian las tendencias. Se llevan de repente los bolsos enormes, después de que se han llevado superpequeños, las maxicamisas que cubren el cuerpo hasta las rodillas, cuando aún tenemos colgadas en el armario las que se llevaban anteayer, ajustadas y dos tallas menos de lo que nos hace falta.... y así ocurre con todo. Y hay gente que disfruta dejándose llevar por todo aquello que está de moda, sin pensar nada más, sin ningún otro criterio. Y obviamente se introducen cambios que solo son pequeños matices, colores nuevos, mezclas que aunque parezca imposible hasta ahora no se habían dado, y sin querer y porque tampoco pasa nada, nos dejamos llevar y siempre tenemos algo que está de moda en nuestro armario. 

Lo que no es muy lógico, sobre todo una vez pasada la adolescencia, es no ser consciente de que tenemos que tener nuestro propio estilo y que se consigue teniendo claro qué cosas son las que nos favorecen, qué tipo de prendas, colores, hechuras son las que hacen que nos saquemos mayor partido y nos dan un aspecto que realmente nos gusta. Ya ni siquiera se trata de no hacer el ridículo, hay gente a la que todo le para bien, sino que es mucho más edificante y creativo tener una personalidad, un gusto propio, y eso puede incluir vestuario y complementos que estén a la moda o no. No hay nada más extraño que ver hoy a alguien con un look pin up y mañana encontrarte con que es el máximo exponente de la moda heavy, por poner dos ejemplos de extremos que es difícil que se den.

Y cuando te da igual salir por la puerta sin las gafas de moda, un bolso que según los cánones pasó de moda hace dos temporadas y tienes que buscar un determinado tipo de zapato por mil tiendas porque lo que no está de moda ni existe, pero tienes un aspecto original, estiloso y te sientes tú mismo, entonces no eres una fashion victim. Porque no te pones todo lo que se estila, sino que tú misma/o creas el estilismo que más te apetece sin pensar si estás a la moda o no.