Cómo motivarse para ser feliz

Por Pilar, el 24/08/2023

Cómo motivarse para ser feliz

Motivarse para ser feliz es una meta valiosa y alcanzable, por la que vale la pena luchar. Aquí tienes algunas pautas que pueden ayudarte a cultivar la felicidad en tu vida:

Cultiva una mentalidad positiva
La felicidad comienza con la manera en la que se piensa. Practica la gratitud diaria, mira siempre que puedas lo positivo de cada situación y desafío, esfuérzate por cambiar pensamientos negativos por pensamientos más constructivos y optimistas.
Cultiva un entorno positivo
Las conexiones sociales son cruciales para la felicidad. Por eso hay que invertir tiempo en tener relaciones saludables e importantes con amigos, familiares y seres queridos. La calidad de esas relaciones suele tener un impacto significativo en el propio bienestar emocional.
Contribuye a la felicidad ajena
Ayudar a otros tambien aumenta la propia felicidad. Encuentra formas de contribuir a tu entorno más inmediato y a tu comunidad. 
Establece objetivos y metas personales
Tener metas y objetivos en la vida siempre ofrece un sentido de dirección y propósito en los que enfocarse. A medida que se trabaja hacia estos objetivos, se experimenta una sensación de logro y satisfacción, que contribuiye a la felicidad.
Encuentra significado y propósito a lo que haces
Identifica las actividades y las causas que te hacen sentir conectado y que tienen un impacto positivo en tu vida y en la de tu entorno. Encontrar un propósito más profundo puede brindarte una sensación de realización y felicidad duradera.
Cuida tu bienestar físico y mental
Una buena salud es fundamental para la felicidad. Come bien, duerme lo suficiente, mantén una rutina de ejercicio y practica técnicas de manejo del estrés, como la meditación o la relajación, para mantener tu mente equilibrada. Encuentra un tiempo para hacer actividades que te gusten y te colmen.
Practica el autoaprecio y la autoaceptación
Aprende a amarte a ti mismo y a aceptarte tal como eres. Trabaja en superar la autocrítica excesiva, no es bueno ser demasiado duro con los errores y enfócate en tus cualidades positivas. La autoestima saludable es un componente esencial de la felicidad.
Vive el momento presente
Practica la atención plena y el enfoque en el momento presente. Preocuparse por el pasado o el futuro puede disminuir la capacidad de disfrutar el presente y experimentar la felicidad que está disponible aquí y ahora. 
Celebra los pequeños logros
No hay que esperar a alcanzar metas monumentales para sentirse feliz. Hay que valorar los pequeños momentos de alegría y satisfacción en la vida cotidiana.

La felicidad es un viaje y no un destino final. Es normal tener altibajos en la vida, pero con enfoque, esfuerzo y un compromiso constante, puedes motivarte para cultivar el bienestar y la felicidad.

Imagen: Cande Westh en Unsplash