Aprende inglés de forma eficaz

Por Pilar, el 23/08/2016

Aprende inglés de forma eficaz

Puede que nos equivoquemos con el método utilizado a la hora de aprender un idioma extranjero. Con la mejor de las intenciones nos dedicamos a la gramática, a aprender mucho vocabulario, flexiones verbales... como si esa hubiera sido la forma en la que aprendimos nuestro propio idioma. No nos acordamos, éramos muy pequeños, pero nos decían frases cortas, con estructuras sencillas que fuimos grabando en nuestra mente y relacionando con algunas acciones. A.J. Hoge, es un profesor de inglés online convencido de que nuestra manera de aprender inglés es aburrida e ineficaz y propone unos pasos sencillos para llegar a hablarlo como un nativo.


1. Aprender construcciones hechas, no palabras individuales

Aprender palabras sueltas no es muy práctico, es mejor hacerlo incluyéndolas en una frase. Primero porque es lo que haremos en la vida real, utilizarla en un contexto, y segundo porque es mucho más fácil aprenderla y recordarla así. De esta forma iremos aprendiendo vocabulario y gramática de forma inconsciente y con menos esfuerzo. 

2. No estudiar gramática

La gramática es una base importante para aprender un idioma, pero empezamos a hablar el nuestro sin tener ni una noción de ella. ¿Por qué tendría entonces que ser tan precisa para otros idiomas? Cuando hablamos no pensamos de manera consciente en las construcciones gramaticales. Si aprendimos a hablar nuestra lengua materna asentando más tarde las bases de la gramática, después de escuchar mucho, con el inglés deberíamos hacer igual. De hecho la mayoría de gente pasaría sin dificultad un examen de gramática en inglés, pero al llegar al oral suspendería, lo que indica que algo se está haciendo mal.


3. Aprender con los oídos, no con los ojos 

Los idiomas se escuchan, no se ven, así es que es un poco caduco enseñar de manera escrita algo que se ha de hablar. Hoge cree que lo mejor es la escucha activa y frecuente de material audiovisual y aprender de esta manera toda la gramática, fórmulas, y expresiones necesarias. Esto es mejor hacerlo empezando por un nivel casi infantil para que nos resulte fácil entenderlo, y hacerlo todos los días dedicándole un rato. Si es necesario utilizar subtítulos que sean el inglés para relacionar texto y pronunciación.


4. Aprender profundamente

Esto significa fijar los contenidos que aprendamos y no pasar a otra cosa hasta que los sepamos bien. Repasar lo que estemos estudiando hoy al menos dos o tres veces más, durante el tiempo necesario para asimilarlo correctamente. No hay que ser rápido, lo que se aprenda se ha de hacer bien.


5. Estudiar las mismas historias en diferentes tiempos verbales 

Un pequeño truco que nos permitirá hacer modificaciones en lo que ya sabemos, y de paso entender y practicar la diferencia entre los tiempos verbales. Con el uso y la repetición, llegaremos a  aprender igual que lo hacen los nativos de cada lengua.


6. Usar material de inglés real

Es mejor utilizar libros o revistas del mundo real, visitar webs o blogs de cosas que nos interesen y seguir las series en versión original, relacionarse con el inglés vivo. Los libros de las escuelas resultan aburridos y sobre todo son artificiales comparados con el inglés que habla la gente por ahí.


7. Hacer ejercicios de escuchar y responder, no de repetir

Escuchar y repetir está bien para aprender la pronunciación, pero es más práctico, y nuevamente un ejercicio más real, responder a una pregunta. Si estamos utilizando un texto, tenemos que desarrollar preguntas fáciles que si no sabemos contestar al menos nos obliguen a pensar, dudar o excusarnos en inglés.