Comprador compulsivo

Por Marcela, el 06/10/2016

Comprador compulsivo

Zapatos, ropa, accesorios, muebles, coches, comida, más zapatos y más comida. Estamos sumidos en un mundo capitalista que mueve masas de consumo, y para sostenerse, la industria necesita algo indispensable: crear una necesidad. Pero, creada la necesidad, a las compañías les interesa que siempre las necesites, que las consumas, que sus productos no sean duraderos para así asegurarse de que serás un ingreso constante. Y a eso se ha dedicado el mundo, a atiborrarnos de millones de cosas que no necesariamente son indispensables para nosotros. Acto seguido, tenemos un problema de contaminación que puede tornarse apoteótico…..Más.

Pero la culpa es de ambas partes, nos convertimos en compradores compulsivos, consumidores de basura, y la industria en el alimento insano de nuestras “necesidades”. Comprar, comprar y comprar es casi que un ritual subsecuente de la sensación de poder adquisitivo, el problema es que este empoderamiento no sólo lo brinda el salario, la lotería o el negocio con el que ganaste mucho dinero, el problema es que también lo brinda el endeudamiento. Y es allí cuando ya estás atado, casi que de por vida y pagando intereses risibles, al Goliat del mundo moderno: El sistema financiero.

Empero, comprar cantidades ridículas de cosas que no te sirven, llena algunos vacíos, temporalmente. Entonces siempre estarán en la balanza tu deuda y tu placer, por lo que será difícil que veas más allá, que concibas el placer en otras cosas y que trates de liberar problemas como el estrés, en algo distinto a comprar compulsivamente. Pero no imposible, la calidad de vida es algo que tú decides, y siempre es bueno empezar por mirar hacia adentro.