Cómo vestir correctamente en una entrevista de trabajo

Por Pilar, el 25/01/2017

Cómo vestir correctamente en una entrevista de trabajo

Se trata de una ocasión especial, en la que el entrevistado intenta poner todo de su parte para dar una impresión adecuada, que acompañe a los conocimientos y aptitudes que tiene para ese empleo. No lo dejes para el último momento y deja todo planificado el día anterior incluso con plan B por cualquier cosa que pueda surgir.

Con algunas empresas conocidas tienes la opción de averiguar de qué manera suelen vestir los empleados, incluso puedes llamar a recursos humanos, e intentar mimetizar en alguna medida con el ambiente. Sin disfrazarse, porque entonces el resultado puede ser justo el contrario del que se pretende conseguir. Si te planteas alguna duda vale la pena que te excedas en el arreglo que no que te quedes corto. Si tienes dudas, mejor un traje antes que un look casual, es lo que recomiendan los expertos en la materia. Las empresas notan y agradecen el esfuerzo de los candidatos por resultar atractivos

Y sobre todo viste sin estridencias, para que nada de lo que muestras físicamente pueda distraer a tu interlocutor del verdadero motivo de la entrevista, que son tus habilidades y aptitudes para el empleo. Sea cual sea tu estilo en tu vida cotidiana, evita las zapatillas, los vaqueros rotos, desaliñados o muy apretados, colores estrafalarios, faldas o escotes excesivos, barbas, uñas o tintes o descuidados, excesos en el maquillaje, y colonias o perfumes demasiado embriagadores. Si tienes un tatuaje, o un piercing, no lo exhibas, puede que tu jefe lleve también alguno, pero hasta que no sepas por donde van los tiros mejor no hacerlo. Nada de chicles, y por supuesto especial cuidado si has comido algo antes, con lo que pueda quedar en tus dientes. Tu aspecto puede, a igualdad de condiciones con otro candidato, inclinar la balanza hacia ti de manera favorable o perjudicial. 

Piensa en tu imagen integral de pies a cabeza, más allá de la ropa que elijas. Tu actitud, el lenguaje corporal, mirar a los ojos cuando te hablan, la manera en que te comunicas, hasta el orden que muestres an tu cartera de documentos son importantes, son detalles que van más allá de la ropa que llevas puesta y que hablan de tu personalidad y de las cualidades que aportarías al trabajo y a la empresa.