Descubre cómo funciona la intuición

Por Jose, el 21/02/2019

Descubre cómo funciona la intuición

"He actuado por intuición" no sabes por qué, tal vez no puedes explicarlo, pero algo dentro de ti tenía claro que era esto y no aquello, lo que debía hacer. Ese algo es la intuición. Plantear la razón como algo contrario a la intuición no tiene sentido. Ambas son herramientas complementarias que ayudan en la toma de decisiones.

“Sabemos más de lo que somos capaces de contar”, Polanyi.

He llegado a leer que la intuición es el arma de los menos capaces, los menos preparados o con una cultura más limitada. Según este planteamiento, fiarse de la intuición podría ser en algunos casos la única arma disponible. Pero, aunque eso pudiera ser cierto, no lo creo, no implica dejar a un lado el resto de experiencias vividas. Tengo mucho respeto por quien deja actuar a la intuición contando con más herramientas en su arsenal mental. Aprovechar todas las capacidades propias, me parece un rasgo de inteligencia.

Me vas a permitir que exprese esto con rotundidad y si no estás de acuerdo me rebates, no existe ninguna relación entre cultura e intuición, ninguna. La intuición, aunque esté basada en toda la experiencia del individuo y eso incluye la cultura, por supuesto, es un mecanismo instintivo, no consciente. Instinto y racionalidad no son entidades equiparables, pero eso no implica que la intuición, siendo instintiva, tenga que ser irracional, ni mucho menos.

Un médico sería capaz de dar un diagnóstico en muchas ocasiones con un simple vistazo al paciente. Por profesionalidad lo confirmará con alguna pregunta y pruebas básicas. Por supuesto en otros casos será preciso realizar más pruebas, análisis o acudir a la opinión de otros especialistas. En cualquier caso, el médico estará utilizando la intuición como primera herramienta de diagnóstico. Por supuesto está basada en todo lo que ha aprendido a lo largo de su carrera, más la experiencia acumulada, para realizar un juicio rápido del estado del paciente. Un proceso similar lo encontraremos en multitud de profesiones y actividades humanas.

La intuición: estadística instantánea

La intuición es sobre todo un arma estadística, es la máxima expresión de la probabilística instantánea. Es el fruto condensado de toda la experiencia y el conocimiento aplicados a la resolución de un problema concreto. Con la información de que dispongo ¿puedo considerar a esta persona como alguien fiable? ¿Qué manzanas son mejores? Si solo pudiera guiarme por la portada y un par de líneas, ¿qué libro elijo?

Podemos responder esas preguntas, a menudo con un alto grado de acierto, gracias a que nuestra mente está aprendiendo y aplicando patrones prácticamente desde el momento en que nacemos, puede que incluso antes. La red neuronal inconsciente es la encargada de administrar ese conocimiento de nosotros mismos y del entorno, que nos ayuda a tomar decisiones en lo que dura un parpadeo. La forma en que percibimos ese entorno, la evaluación de la información disponible, cómo decidimos e incluso las acciones que llevamos a cabo, son el resultado del comportamiento intuitivo.

Todos somos intuitivos

Aunque la intuición siempre está disponible, todos somos intuitivos en algún grado, no siempre le prestamos la atención debida. En mi caso no fue hasta hace unos quince años que empecé a realizar elecciones basadas en la intuición y partir de ese momento que me di cuenta de lo práctica que era esa habilidad en todos los ámbitos. Lamentando no haberle hecho caso previamente, porque me di cuenta de que siempre me había estado avisando y preferí ignorarla, sobre todo a la hora de evaluar a otras personas, con serias consecuencias.

En la actualidad la intuición, como la creatividad y otras habilidades personales se enseñan en cursos y seminarios. Supongo que se trata de aprender cómo dar rienda suelta a lo que llevamos dentro. No imagino un ser humano que no cuente con estas habilidades en algún grado, pero si eres de los que piensas que la intuición se resiste te recomiendo alguna lectura, para hacerte una idea de las posibilidades. Inteligencia intuitiva, de Malcolm Gladwell puede ser un principio. El subtítulo en español es “¿Por qué sabemos la verdad en dos segundos?” y en inglés “El poder de pensar sin pensar”.