Dr. Martens, las botas más deseadas

Por Pilar, el 14/05/2020

Dr. Martens, las botas más deseadas

El Dr. Klaus Maertens se lesionó esquiando durante la Segunda Guerra Mundial. Eso le hizo darse cuenta de la incomodidad de las botas del ejército. Aprovechó su recuperación para incorporarles algunas mejoras, como una suela de aire. Cuando finalizó el conflicto, él mismo fabricó un prototipo hecho de cuero flexible.

Un par de años después se encontró con un antiguo amigo que se interesó por su diseño. En 1952 abrieron una fábrica en Alemania para fabricar calzado cómodo, resistente y barato para policías, bomberos, albañiles. Tenían la suela de aire diseñada por Maertens, que aliviaba el dolor de pies. En 1959 comenzaron a vender internacionalmente su producto.

Casi a la vez, el empresario británico R. Griggs compró los derechos de patente para fabricar ese calzado en Reino Unido. Retocó ligeramente el tacón, transformó el apellido, Martens, añadió la marca registrada y comercializó las suelas como AirWair. Las primeras botas Dr. Martens salieron al mercado el 1 de abril de 1960. Eran de cuero de napa de color rojo cereza y ocho ojales. Para conmemorar esa fecha el modelo clásico se llama 1460.

Su salto a la fama vino cuando Pete Townshend, componente de The Who empezó a utilizarlas a finales de los 60. Y si el guitarrista de un grupo de moda las lleva, automáticamente todo el mundo las quiere. Luego distintas tribus urbanas, mods, skins, se apropiaron de ellas como símbolo de rebeldía. En los 70 el movimiento punk las adoptó gracias a la influencia de The Clash. Entre finales de los 80 y principios de los 90 el movimiento grunge las hizo suyas y muy populares en Estados Unidos. En la actualidad se venden con el nombre de AirWair y además de los modelos clásicos, se han ampliado los colores, y se han ampliado las posibilidades de combinar con cualquier tipo de vestuario.

Algo tendrán para que le gusten a todo el mundo, sea cual sea su estilo.