Frases que no deberías decir en el trabajo

Por Pilar, el 30/06/2021

Frases que no deberías decir en el trabajo

En el trabajo es aconsejable ser prudente con los comentarios y comportamientos, porque cualquier cosa que se diga puede ir en tu contra. Es posible que alguna vez hayas dicho algo de manera involuntaria que, sin embargo, haya producido en tus compañeros y jefes una mala impresión. 

Travis Bradberry, experto en mundial en evaluación y formación sobre inteligencia emocional ha identificado qué tipo de comentarios son esos que podrían acabar con la propia carrera profesional.

Estas son las frases que no deberías decir en el trabajo

"No es justo"
Este comentario, hace pensar que de alguna manera esperas que las cosas sean justas, lo que puede dar a entender que eres una persona ingenua, que todavía cree que la vida lo es. Si es tu impresión en alguna situación, que algo no es razonable, intenta plantearlo de otra manera, más adecuada.

"Siempre se ha hecho así"
Cuando la respuesta es esta da la sensación de que te niegas a ver las cosas desde otra perspectiva, y en el mundo actual hay cosas que hoy mismo serán antiguas mañana, hay que adaptarse continuamente.

"No hay problema"
Contestar algo de esta manera puede dar a entender que tal vez lo podría haber sido y que la tarea ha sido impuesta. Mejor un de acuerdo, o alguna fórmula más cordial.

"Creo que... aunque tal vez es una idea absurda..."
Empezar de esta manera, aunque la idea sea genial, hace dudar de tu propia credibilidad en ti mismo. A nadie le gusta trabajar con alguien así.

"Esto me llevará unos minutos"
Con esta frase los demás pueden entender o que la tarea es insignificante o que trabajas más deprisa de lo que deberías. También puede haber un problema si no es así y no cumples con el plazo. Es mejor decir que lo harás en cuanto sea posible, sin dar plazos.

"Lo intentaré"
Esta frase da idea de incertidumbre, falta de confianza tanto en el desempeño de la tarea como en la duración. No es lo que espera escuchar un compañero, sobre todo si su tarea depende de la tuya.

"No puedo"
Es una respuesta que tira para atrás enseguida. Y  dicho que lo intentaré tampoco es solución. Lo mejor es intentar ofrecer una alternativa, si por ejemplo no podemos hacer una tarea en ese momento, negociemos hacerlo en otro momento cercano. 

"No tengo porqué hacer esto"
Lo habitual es que una tarea definida en el trabajo, y aún así es posible que a pesar de ello, te encomienden cosas que no tendrías que hacer. Esto en principio debería ser ocasional, pero si ocurre, lo mejor es hacerlo, sacar la tarea adelante, pero luego aclararlo con el responsable, para que tengas claro qué se espera exactamente de ti.

"Esto no es culpa mía"
Puede que no lo sea, o tal vez sí. Lo mejor es explicar y demostrar al responsable cómo se ha hecho la tarea. Él decidirá que ha salido mal y si es culpa tuya tendrás que asumir la responsabilidad. Si no lo es, demostrar porqué. 

"Hablar mal de los compañeros"
Si alguien es incompetente en su trabajo, y no está en tu mano despedirles o ayudarles, lo mejor es no hacer críticas ya que no sirve de nada, y habla peor de ti que de su mal desempeño.

"No me gusta este trabajo"
Realmente es un mal comentario, ya que supone quejarse del trabajo y eso no le gusta a nadie, ni a compañeros ni a jefes. Y siempre encontrarán a otras personas que te puedan sustituir.

Imagen: jeshoots.com