Cinco series tan reales como la vida misma

Por Diego, el 30/03/2016

Cinco series tan reales como la vida misma

El mayor éxito de las series de televisión reside en el carácter adictivo que no te deja despegarte del sofá capítulo tras capítulo. Pero, ¿por qué nos enganchamos a las series de televisión? Os podría dar decenas de razones, pero probablemente me quedaría sin espacio en este artículo (prometo hacer uno exclusivamente respondiendo a dicha pregunta), así que vamos al grano con la razón que creo que es la más indiscutible: sus temáticas nos evaden de la realidad.

Temáticas como ataques zombis, superhéroes, viajes en el tiempo, extraterrestres, fenómenos paranormales, fantasías medievales, crímenes imposibles, guerras de mafias, comedias absurdas e irreales o, musicales, invaden nuestros televisores (o pantallas del ordenador o Tablet) en busca de la desconexión temporal del mundanal ruido.

Aunque se agradecen tantas tramas de fantasía y de ciencia ficción, no todas las series se basan en tales conflictos externos imposibles para mantenernos enganchados. Hay otras que se desarrollan a raíz de unos conflictos personales tan reales como la vida misma. Simples, naturales, cotidianos, cercanos y al alcance de la vida de cualquier persona. Como el mejor cine clásico. Aquí no hacen falta tantas parafernalias externas para llegar a lo que realmente importa en la ficción: la esencia del ser humano.

A continuación os dejo con cinco series que, con sólo conflictos personales tan reales como la vida misma, se desarrollan a la perfección.

1. Modern Family

Las historias de una familia, ¿para qué más? Bueno, una familia un poco inusual, todo hay que decirlo.

Aunque su mayor virtud pueda residir en la mezcla de núcleos familiares de distinta índole, realmente el éxito de Modern Family llega de sus excelentes guiones y de las situaciones que viven los protagonistas en cada capítulo, convirtiéndola en una de las mejores comedias familiares de la historia. Al final, que las tres familias protagonistas procedan, como he dicho antes, de núcleos sociales diferentes, pasa totalmente desapercibido y la verás como cualquier otra familia gracias a su naturalidad.

2. Mad Men

Viajamos al Manhattan de los años 60. Una visión cruda y realista de la sociedad de la época a través de los ojos de un publicista de éxito. Dicho gremio aporta a la serie una sátira del despegue del capitalismo, la calidad de vida de la época y el comportamiento de la sociedad. Siguiendo con la muletilla del artículo, tan real como la vida misma, vaya.

Qué mejor que estudiar el pasado para analizar nuestra actual sociedad.

3. Cuéntame cómo pasó

Pero no tenemos por qué irnos hasta Nueva York para comprobar nuestra historia social. En España tenemos Cuéntame cómo pasó, la serie que sigue relatando la sociedad española desde los años 60 a través de una familia de clase media, los Alcántara.

4. Master of None

La gran sorpresa de la última temporada televisiva. Al menos para mí. Master of None es una oda a la vida. Ni se centra en el trabajo (un actor de anuncios televisivos), ni en la vida amorosa, ni en la vida familiar. Algo mixto, como tu vida o como la mía.

El trabajo argumental que hay detrás de la serie es perfecto y, claro, se nota en todos sus capítulos, cada uno, siendo una reflexión sobre la sociedad. Temas personales como la crisis de los 30, la paternidad, el matrimonio o la vida en pareja; y temas de carácter social, como la inmigración, la tercera edad o la igualdad de género, abordan la totalidad de Master of None, una nueva forma de hacer comedia, una comedia sin chistes explícitos, una comedia humana.

5. The Affair

Nada mejor que explicar nuestra naturaleza que dando diversos puntos de vista sobre un mismo hecho. Cada persona tiene una opinión y un punto de vista distinto sobre cualquier acontecimiento o tema, por lo que The Affair se aferra a este clavo ardiendo de nuestra naturaleza humana para contar la historia de una aventura sentimental a través de ambas partes de la pareja. Son increíbles las diferencias que hay de una misma historia según el narrador, algo que sucede día tras día en nuestro mundo.