Energías renovables ¿Son realmente verdes?

Por Jose, el 04/05/2016

Energías renovables ¿Son realmente verdes?

Alrededor de la energía, como de tantas otras cosas, existen un sinnúmero de leyendas e imprecisiones interesadas. Los defensores de lo nuclear loan las ventajas de su modelo, frente al fotovoltaico y éste contra el petroleo. Un maremagnum de intereses en el que es difícil saber quien tiene razón o quien nos está mintiendo desde los carteles energéticos o medioambientales.

Fabricar un panel solar cuesta más que toda la energía que producirá

Si tuvieras una célula solar que cuesta fabricarla dos julios de energía sucia para producir un sólo julio de energía limpia en toda su vida, estaríamos perdiendo... Nos estaríamos engañando

Y es bueno poner en duda a cualquiera, incluso a los que parecen buena gente, porque pueden estar equivocados. Por ejemplo a Steve Wozniak, que lo planteaba en estos términos en un foro energético: "Amo el viento y me encantaría que pudiera producir más por metro cuadrado utilizado. La energía solar térmica es muy buena, pero si cuesta dos veces más que el carbón, dado que el coste de fabricación es todo energía sucia, para luego producir energía limpia... Si tuvieras una célula solar que cuesta fabricarla dos julios de energía sucia para producir un sólo julio de energía limpia en toda su vida, estaríamos perdiendo... Nos estaríamos engañando". Wozniak el fundador "bueno" de Apple, junto a Steve Jobs, activista de todo tipo de movimientos, no es sospechoso de estar a favor de la industria, por lo que si él lo dice deberíamos tenerlo en cuenta. Afortunadamente de acuerdo con las conclusiones de algunos informes el bueno de Steve está equivocado. Aunque estos informes no están considerando otros factores como el reciclaje de unos paneles que integran y utilizand durante su fabricación una larga lista de elementos altamente contamientantes, pero eso te lo contaré en un artículo posterior.

9.000 millones de habitantes o más

Cualquier persona por el simple hecho de tener hijos, por querer dejar una herencia razonable, tenemos claro que es necesario un cambio de modelo de vida, porque a nuestro querido planeta le cuesta sustentar a 7.000 millones de personas. Se ha portado muy bien durante 4.000 millones de años, pero ahora le estamos poniendo en un brete. Nuestro sistema necesita un cambio, porque está basado fundamentalmente en el consumo de bienes y servicios, y la producción, distribución y consumo de los mismos requiere cantidades ingentes de energía. ¿Cuánta? Ahora te lo cuento.

Las predicciones más optimístas dicen que seremos capaces de estabilizar la población mundial entre los 8.000 y 9.000 millones de personas a lo largo del siglo XXI. Las más pesimistas indican que superaremos los 15.000 millones de habitantes para 2100. Sea la cifra que sea si el nivel de vida general sigue mejorando vamos a necesitar más energía. Porque aunque el consumo en los países desarrollados crece muy poco, el del resto sigue una tendencia preocupante en términos del impacto global para todo el ecosistema planetario.

Multiplicamos por tres el consumo de energía

un informe en el que se detallaba el consumo energético desde 1990, 330.000 billones de Btu, 524.000 en 2010 y predicen un gasto global de 820.000 billones de Btu en 2040

En un informe de 2013 la EIA (US Energy Information Administration) se detallaba el consumo energético desde 1990, 330.000 billones de Btu (British termal units, 1 Btu = 1055 julios), 524.000 en 2010 y predicen un gasto global de 820.000 billones de Btu en 2040. Así en el plazo de 50 años habremos multiplicado casi por tres la energía consumida en el mundo. En 25 años las energía renovables podrán satisfacer apenas un octavo del consumo mundial, superando los 100.000 billones de Btu. Considerando los retos medioambientales a los que nos enfrentamos no son buenas noticias y parece que habría que hacer una apuesta mucho más comprometida por un consumo responsable, incrementando el peso de lo verde en la tarta energética. Porque si hacemos caso a Wozniak ¿las energías verdes lo son realmente o no?

Las energías verdes son menos contaminantes

De acuerdo con un informe del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) y considerando una evaluación completa del ciclo de vida de diferentes fuentes energéticas -donde se considera todos los factores implicados en la producción y distribución de la energía-, en términos de emisiones de CO2, las energías verdes son considerablemente menos contaminantes que las no renovables.

De acuerdo con la gráfica todas las renovables son más eficientes, las más la mareomotríz e hidroelectríca y la que menos la fotovoltaica. Solo una de las tradicionales compite en términos de eficiencia del ciclo de vida: la denostada nuclear. Las perdedoras son las procedentes del carbón o el petróleo. El gas natural es notablemente más contaminante, pero mucho más que las nucleares o cualquiera de las renovables. Esto es importante considerarlo en su totalidad, porque desde el sector ecologista se tiende a considerar solo una parte del problema. 

Por tanto parece razonable realizar una apuesta mucho más seria por las energías renovables y por favorecer un crecimiento sostenible de las economías en desarrollo. No soy de los que piensan que ellos deben pagar nuestras fiestas anteriores, poniendo freno a su mejora de vida, pero en estos últimos decenios hemos aprendido algunas lecciones que pueden aprovechar. Son los primeros interesados en que encontremos algún tipo de equilibrio que beneficie a nuestro planeta y a las siguientes generaciones.